La descontextualización de la historia en el mundo actual.
sábado 13 de junio, 2020
En la actualidad vemos como sistematicamente se juzga monumentos y símbolos del pasado con los valores del presente ¿Que sería si alguna sociedad anterior hubiera considerado inapropiado las estatuas clásicas? ¿Cuánto nos habríamos perdido en la historia y el arte?
En la actualidad vemos como sistematicamente se juzga monumentos y símbolos del pasado con los valores del presente ¿Que sería si alguna sociedad anterior hubiera considerado inapropiado las estatuas clásicas? ¿Cuánto nos habríamos perdido en la historia y el arte?

Derribo de la estatua del Virrey Antonio de Mendoza, en Morelia, Mexico, 12 de octubre de 1992.

Para entender nuestras sociedades y entender la historia, en sí debemos entender que es el contexto histórico, un concepto básico que conoce cualquier historiador y la definición de Wikipedia es perfecta para entenderla:

“no es más que la suma de circunstancias en los que se produce los sucesos históricos, mentalidad y creencias de la gente y la normalidad aceptada de esa sociedad, de tal manera que influyeron para darse así en sus individuos. Tomar en cuenta el contexto histórico de un suceso pasado es importante, pues permite emitir a futuro un juicio menos limitado, evitando la malinterpretación o deformar su valor en el tiempo.”

Ahora bien, en los cambios de regímenes es común la destrucción de estatuas, escudos y símbolos en general, marcando el final de un periodo, esto en si ya supone una pérdida patrimonial en la historia que hasta cierto punto se puede justificar dentro de lo que es una revolución, sin embargo no deja de ser un factor hasta cierto punto irracional, un factor ideológico y emocional que se agrava cuando lo que se destruye son piezas históricas con varios siglos de antigüedad o piezas de artistas reconocidos y patrimonio cultural que en realidad pertenece a toda la humanidad.

Imagen de la muralla de Nínive en Irak, antes de ser destruida por fanáticos religiosos, imagen tomada de la conferencia “Asiria y Assurbanipal”, del ciclo “Creadores de imperios”  Fundación Juan March. Madrid.

La muralla de Nínive, hoy imagen tomada de la conferencia “Asiria y Assurbanipal”, del ciclo “Creadores de imperios”  Fundación Juan March. Madrid.

Todos recordaremos sin duda el caso más extremo, la destrucción de Palmira o también el de la de Nínive, entre muchos otros a manos de los yihadistas, que en su concepción del bien y el mal decidieron que esos monumentos eran indebidos. Creeríamos que esto es solo cosa de fanáticos pero desgraciadamente se está dando este mismo fenómeno en una escala mucho menor por supuesto, en sociedades modernas y avanzadas, especialmente en América y Europa.

Uno de estos ejemplos lo encontramos en España, con la actual ley de Memoria histórica, donde quiero enfocar mi crítica con esta ley a la vía libre que se da, para la destrucción de símbolos de la dictadura Franquista 40 años después, descontextualizando y quitandole el valor historico a miles de edificios por la destrucción de escudos y símbolos, o la perdida de estatuas, traduciéndose en la pérdida del patrimonio histórico y artístico de ese trágico periodo de la historia, pero historia y arte al fin y al cabo.

Por otro lado, en el caso de América parece que el fenómeno se manifiesta de forma continua en cada manifestación, donde parece que debe ser tumbada una estatua. Esta parece ser la nueva costumbre de la sociedad postmoderna, la continua revisión de la historia buscando pecados imperdonables que se puedan enjuiciados según nuestra visión del mundo actual, a las personas que vivieron en contextos históricos bien distintos, donde los valores, normas y costumbres eran muy diferentes a las actuales, sin tratar de entender las razones y mucho menos empatizar con el periodo histórico, condenándoles eternamente y pensando de modo descontextualizado que sólo lo hicieron porque eran crueles.

Ahora hagamos un ejercicio mental con un ejemplo que podría parecer especialmente patético ¿Os podríais imaginar que dirán dentro de 100 años de nosotros cuando juzguen a las personas de estos años? ¿Quizás por no ser veganos? Que dirán de los personajes históricos o inventores actuales cuando dentro de 100 años comer animales sea visto como un acto de crueldad. Seguramente sea considerado un imperdonable crimen generacional y les tumben las estatuas en cualquier manifestación del año 2120.

Es absurdo, pero con la misma inquina con la que juzgamos al pasado, nos juzgarán a nosotros dentro de 100 años y si seguimos así, seguramente  hasta con mas razón. Quizás sea por no resolver el problema del cambio climático, por haber usado combustibles fósiles; por haber usado plásticos, por comer carne… Quién sabe. Pero para todo eso existen alternativas ecológicas y son cosas que actualmente sabemos que perjudica al planeta y que simplemente están mal, sin embargo no ponemos solución, ¿Entonces si HOY no ponemos solución a cosas que sabemos que está mal? no deberíamos escandalizarnos porque hace 500 años un señor tenia esclavos CUANDO ESO ERA LO SOCIALMENTE ACEPTADO y casi nadie lo ponía en duda, solo unos pocos clérigos que tu o yo hubiéramos llamado “frikis” entonces ¿realmente tienen culpa esas personas de hacer algo que en su contexto historico era algo normal?.

Imagen emitida por el ISIS durante la destrucción de Palmira.Imagen emitida por el ISIS durante la destrucción de Palmira.

estatua-de-pedro-de-valdivia_283861_1_5de53fd11b92eDerribo de la estatua de Pedro de Valdivia en Plaza de la Independencia de Concepción en Chile, imagen de la agencia uno.

¿Por qué se da este problema? Muy fácil, el sistema educativo enseña una historia muy superficial, a veces de ámbito nacionalista y muchas otras veces victimista, no nos enseñan a entender la historia en su conjunto, no enseñan a buscar referencias, no enseña a comparar sucesos históricos.

Todo esto sumado a la manipulaciones de los agentes políticos intentando credito politico y buscar culpables de los problemas presentes en hechos pasado. En resumen, el problema se llama ignorancia, la ignorancia del contexto histórico, hace que nuestra lucha social gaste esfuerzo y energía en mantener una lucha con el pasado y una situación de conflicto constante con países hermanos culturalmente entre reproche y contra-reproches, en lugar de mirar al presente y al futuro buscando la fuerza de la unión.

Palacio de Gobierno de Jalisco, monumento historico, imagenes del INAH

Cuando derriban una estatua como la de  Colón, Pizarro, Pedro de Valdivia o cualquier otro personaje de la historia señalándolo como esclavista o racista, implica no entender que hace 500 años la esclavitud era lo normal, pero no solo para los Europeos que poseían esclavos, igualmente los Europeos también podían convertirse en esclavos, el mismo español Miguel de Cervantes, fue hecho preso por una flotilla turca y esclavo en Orán. La realidad es que muchos europeos fueron esclavos del imperio Otomano. Pero la esclavitud es ejercida por todas las sociedades hasta prácticamente el S.XIX. Las culturas prehispánicas tenían esclavos, las culturas de la antigüedad como la egipcia o la romana tenían esclavos, los reinos del África negra tenían esclavos incluso comerciaban con los Europeos e igualmente en China, Japón y toda Asia tenían esclavos, todos tenían esclavos aunque parezca que solo los Europeos.

Pintura de un esclavo eunuco blanco, dominio publico; Algunos nobles y varios gobernantes del oriente compraban niños esclavos de Europa, a los que castraban para tenerlos como sirvientes y guardianes en su harem, de modo que estos no pudieran tener relaciones sexuales con sus mujeres y esclavas.

Olive Oatman fue hecha esclava por los nativos Yavapai, fotogarfia de dominio publico.

 Es por todo esto que tenemos que conocer el contexto histórico, para entender la historia en su conjunto y no una visión partidista y sesgada de un lugar concreto de la geografía, eso solo es una pequeña pieza de un gran puzzle que es la humanidad, los procesos históricos no pueden ser vistos de forma aislada como algo local de una zona geográfica y mucho menos de forma pasional, ni juzgar en base a nuestro valores actuales los hechos del pasados por compleja que pueda ser, debemos ser objetivos y compararlo con lo que ya existía en la época y evitar borrar la memoria histórica, ya que esta es la base que nos sirve para aceptar el presente, lo que somos y construir el futuro de nuestras sociedades.

0 comentarios

Enviar un comentario

Recibe nuestro boletín

Intereses