La Historia desconocida del Huey Cocoliztli
domingo 28 de junio, 2020
El cocoliztli es una enfermedad que apareció por primera vez en 1545 durante el periodo colonial temprano, donde ocurrió la primer epidemia de una enfermedad desconocida que solo afectaba a los indígenas americanos. Pero fue en 1576 cuando empezó otra epidemia de este llamado cocoliztli y que fue responsable de una de las mayores catástrofes demográficas del continente americano
El cocoliztli es una enfermedad que apareció  por primera vez en 1545 durante el periodo colonial temprano, donde ocurrió la primer epidemia de una enfermedad desconocida que solo afectaba a los indígenas americanos. Pero fue en 1576 cuando empezó otra epidemia de este llamado cocoliztli  y que fue responsable de una de las mayores catástrofes demográficas del continente americano

El Cocoliztli es de esas enfermedades emblemáticas de la conquista de México, pues representa junto a otras enfermedades, las consecuencias catastróficas del contacto para los indígenas americanos. Hasta hace poco se descubrió a ciencia cierta que es el llamado cocoliztli y los resultados son muy interesantes.

Cuando se habla de epidemias, se hace alusión a enfermedades que atacan a una población humana o animal en el mismo lugar, durante un mismo periodo de tiempo. La evidencia histórica y forense da prueba de grandes epidemias que han azotado a la humanidad. Esta la célebre peste negra, causada por la bacteria Yersinia pestis, la gripe española, causada por un virus, la Influenza H1N1 y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo, causado por un Coronavirus SARS-CoV-1, que se propago en el extremo oriente asiático durante 2003, por mencionar algunos.

Hay algunas epidemias en donde el agente etiológico (el patógeno causante de la enfermedad) es desconocido. Algunos cronistas de la época describen cuadros clínicos tan impactantes que, junto con la falta de evidencia forense, se han vuelto un reto respecto a la identificación del origen de estas enfermedades; está el sudor inglés, la plaga de Atenas, la epidemia de baile (literalmente la gente <<bailaba>> hasta morir) y hasta hace muy poco, el llamado cocoliztli era parte de estas enfermedades de origen desconocido.

El cocoliztli apareció  por primera vez en 1545 durante el periodo colonial temprano, donde ocurrió la primer epidemia de una enfermedad desconocida que solo afectaba a los indígenas americanos. Pero fue en 1576 cuando empezó otra epidemia de este llamado cocoliztli  y que fue responsable de una de las mayores catástrofes demográficas del continente americano, pues esta epidemia acabó con el 90%  de la población indígena, quedando solo 2 millones de personas de las 17 millones que había en el actual territorio mexicano antes de la conquista española (Jiménez Clavero, 2012). Actualmente se sabe que la enfermedad  llamada cocoliztli por los antiguos nahuas, es ocasionada por una bacteria gramnegativa llamada Salmonella enterica (Asgild J Vagene, 2017), esto se determinó por medio de técnicas de identificación genómica de restos bacterianos encontrados en esqueletos humanos, provenientes de un cementerio del siglo XVI, en la localidad oaxaqueña de Teposcolula-Yucundaa (Asgild J Vagene, 2017).  La Salmonella enterica causa la enfermedad llamada salmonelosis, que cursa con un típico cuadro clínico de enfermedad gastrointestinal (Marlen Barreto, 2016), y es aquí donde se pone interesante, pues la Salmonella enterica  no causa un cuadro clínico como el reportado por los cronistas españoles e indígenas del siglo XVI para el llamado cocoliztli.

El cirujano Alfonso López del Hospital Real de Indios de la Ciudad de México, describe el cocoliztli de la siguiente manera (Alfonso López de Hinojosos):

…los enfermos tenían excesiva sed. Nunca se hartaban de agua,  porque era tanto el calor del veneno que en el estómago y corazón tenían, que les subían aquellos humos al cerebro, que a dos días se tornaban locos…

 La orina que echaban los enfermos era muy retinta, como vino bloque y muy gruesa y espesa. Los que orinaban mucho eran los que vivían…

Alfonso López describe los signos del cocoliztli de la siguiente manera:

La primera fue pararse los enfermos atiriciados; la segunda fue apostemas tras la orejas;  la tercera fue cámaras de sangre y flujo de sangre por la nariz…

Otro testigo de la enfermedad fue el médico español Francisco Hernández de Toledo, que así la describe en el Manuscrito sobre el Cocoliztli, del año 1576 (Francisco Hernández de Toledo):

Los ojos y todo el cuerpo amarillos. Seguía delirio y convulsión, postemas detrás de una o ambas orejas, y tumor duro y doloroso, dolor de corazón, pecho y vientre, temblor y gran angustia y disenterías; la sangre que salía al cortar una vena, era de color verde o muy pálido, seca y sin ninguna serosidad. Algunas gangrenas y esfacelos invadían los labios, las partes pudendas y otras partes del cuerpo con miembros putrefactos, y les manaba sangre de los oídos; a muchos en verdad fluíales sangre de la nariz; de los que recaían casi ninguno se salvaba. Con el flujo de la nariz muchos se salvaban, los demás perecían….

Otros cronistas de la época, españoles e indígenas reportan síntomas y signos similares, como fiebre, dolor abdominal, disenterías, abscesos, cefaleas y hemorragias por ojos, nariz, boca, oídos y ano; y la alta mortalidad.

Ilustración tomada del Códice Florentino, donde se representa los estragos de la viruela, al igual que el cocoliztli, estas enfermedades tuvieron alta mortalidad y morbilidad entre la población indígena. 

Estos síntomas y signos no son propios de la gastroenteritis por Salmonella enterica, pero si son sospechosamente similares a ciertas fiebres hemorrágicas de origen viral,  con las que también comparte la alta mortalidad. Estas enfermedades muy peligrosas, son las ocasionadas por Hantavirus, Arenavirus y Flovirus, a este último grupo de virus pertenece el mundialmente famoso y temido virus del ébola, que causa la fiebre hemorrágica del ébola, una enfermedad altamente contagiosa y con una mortalidad de hasta el 90% (Carrillo Esper, 2015).

¿Qué tienen en común todas estas enfermedades? Pues que todas ellas son las llamadas enfermedades emergentes, término que refiere a enfermedades infecciosas causadas por agente patógeno recientemente identificado y anteriormente desconocido, es decir, enfermedades que recientemente estas afectando a  poblaciones humanas. Las enfermedades emergentes son fomentadas por el aumento de la población, cambios en el medio ambiente, malas condiciones de salud e higiene, contacto entre especies animales y vegetales de distintos continentes, entre otros.

Parece ser  que, independientemente del agente etiológico, cuando una enfermedad emergente afecta a una población humana que no tiene defensas inmunológicas contra esta nueva enfermedad, el cuadro clínico es muy similar y siempre afín a una fiebre hemorrágica de alta mortalidad. Es por ello que el cocoliztli, causado por una bacteria que normalmente no causa una enfermedad grave,  se desarrolló como una enfermedad altamente mortal entre la población indígena que no tenía defensas contra esta enfermedad desconocida para ellos, es decir, que para los indígenas americanos,  fue una enfermedad emergente y se comportó de la misma manera, aunque no  lo fuera para africanos y europeos, que ya habían convivido durante milenios con Samonella enterica.

Parece que independientemente del agente etiológico (causal), muchas enfermedades emergentes causan signos y síntomas similares asociados a enteritis hemorrágica. A la izquierda, el flovirus causante del ébola, a la derecha el bacteria Salmonella enterica que causa el Cocoliztli. (Fotografía de Microbiologist Frederick A. Murphy).

El ébola, el VIH y otras enfermedades virales como los Hantavirus y el recientemente conocido Covid-19, tienen su origen en especies de animales silvestres, y debido al manejo y contacto irresponsable del ser humano con ellos, es que los virus lograron dar el salto interespecie y volverse enfermedades emergentes entre las poblaciones humanas, causando estragos, epidemias y caos en donde se presentan.

El cocoliztli ya era una enfermedad propia de los humanos, pero por medio del contacto y arribo a un ecosistema donde era desconocido, se volvió una enfermedad emergente que causo sufrimiento y dolor a la población en ese momento más vulnerable, los indígenas vieron como en tan solo una generación, fue destruido el orden de su mundo, sus instituciones, su religión, su cultura y hasta ellos mismos a través de una enfermedad que solo parecía matarlos a ellos, el trauma debió ser fortísimo, quizá los dioses ya habían muerto y ellos debían morir también.

Que esta revisión sea una reflexión sobre nuestra responsabilidad en las enfermedades que nos hacen caer y sobre asumir  las consecuencias de nuestros actos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Recibe nuestro boletín

Intereses