La relación entre la Historia y la geografía; ciencias hermanas.
lunes 1 de junio, 2020
Para comprender el presente, nos valemos de la Historia, pero la Historia, sin el apoyo de un sinfín de ciencias como auxiliares, no podría ayudarnos a plenitud a entender nuestro pasado. Analicemos pues la relación entre la Historia y su hermana la geografía, para entender mejor la causa de esta cercana y útil relación y descubramos como la Historia requiere de la geografía, para darnos un panorama completo de la realidad, con todo lo bueno que ello implica.
Para comprender el presente, nos valemos de la Historia, pero la Historia, sin el apoyo de un sinfín de ciencias como auxiliares, no podría ayudarnos a plenitud a entender nuestro pasado. Analicemos pues la relación entre la Historia y su hermana la geografía, para entender mejor la causa de esta cercana y útil relación y descubramos como la Historia requiere de la geografía, para darnos un panorama completo de la realidad, con todo lo bueno que ello implica.

Mapa satírico. Mapa de Europa en 1914; de dominio público, tomado de Wikimedia Commons, que se encuentra en la “Library of Congress's” (Biblioteca del Congreso de Estados Unidos) en la división: Prints and Photographs división, con el código de identificación (ID): cph.3a22758.

 

Toda actividad económica tropieza con la

resistencia que ofrece el espacio: éste la

 constriñe y la obliga a acomodarse.

Braudel, Fernand. Historiador y militar.

El Mediterráneo y el mundo Mediterráneo.

F.C.E. [2016] P. 568.

 

 

En la historia la geografía como ciencia auxiliar ocupa un lugar privilegiado, está claro que sin ella no podemos comprender la realidad espacial y aun cultural de un grupo humano en el tiempo, las circunstancias que hay detrás de una batalla, o el espacio ocupado por un reino, sus fronteras y hasta nos sería imposible comprender propiamente sus orígenes y causales de éxito sin los conocimientos que la geografía nos brinda tan generosamente.

Y es que tal como la corriente Historiográfica de los anales, nos sugiere, (sobre todo a partir de la obra de Fernand Braudel “El Mediterráneo y el mundo Mediterráneo en la época de Felipe II”), la geografía puede ayudar a explicar la realidad social de una región, hoy esto nos es evidente, pues por dar un ejemplo: no son los ríos, como parte de la geografía, los  principales factores del surgimiento de la civilización, (al menos en el viejo mundo), baste con recordar que las civilizaciones más antiguas surgen cerca de ríos, como las de Mesopotamia, con los ríos Tigris y Éufrates, o Egipto con el Nilo.

 Imagen 1: Ilustración de Ephraim Moses Lilien de dominio publico tomada de Wikimedia Commons con el nombre de “Assyrische Torwache. Nach Motiven der Fassade des Palastes Sargons” que se encuentra en: Biblisches Lesebuch fuer den Schulgebrauch.

Y es que comprender el grado de desarrollo de una civilización y sus características esta intrínsecamente conectado a la realidad geográfica y por lo tanto a los componentes del entorno.

Por ello entender la historia de una civilización o las causas del triunfo de un imperio; es estudiar los resultados de la geografía sobre las actividades sociales y económicas de los seres humanos.

Un ejemplo particularmente claro, es el antiguo Egipto, donde la unificación de las antiguas tribus egipcias, para dar paso al imperio egipcio (por decirle de algún modo, a este estado antiguo), parece depender de lo navegable que resulta el río en cuestión y es innegable que la prosperidad de esta sociedad, dependía del fértil río, que a diferencia del rio Éufrates o del Tigris resulta generoso y abundante al proveer de excelentes cosechas a la tierra de los faraones; si a estos factores sumamos desiertos como murallas defensivas capaces de impedir invasiones (al menos en sus orígenes) tenemos como resultado el surgimiento de un poderoso y pujante imperio unificado y hasta una tradición religiosa y cultural que depende del entorno, de la geografía y sobre todo de su benévolo río , que al final es el generador del exuberante y maravilloso Egipto de los faraones. Y por el contrario ríos difíciles de navegar y además con crecidas violentas e impredecibles, como son los casos de los ríos de la Mesopotamia, producen una sociedad, difícil de unificar y en donde la competencia por los recursos permite que prolifere el conflicto a través de ciudades estado que compiten entre sí, tal es el caso de la Mesopotamia de los Sumerios, Pues estos desde antiguo combatieron entre sí por el control de los recursos y es que casi todo en la realidad humana, es consecuencia de la realidad geográfica.

Imagen 2: Ilustración de Ephraim Moses Lilien de dominio publico tomada de Wikimedia Commons con el nombre de “Kain der Ackerbauer”.

En cierta forma las diversas civilizaciones, son un producto del entorno, al cual el humano se adapta, sus éxitos y fracaso, dependen ineludiblemente de la geografía, sus casas y alimentos son los del entorno y su fenotipo es producto del entorno mismo, hasta los Dioses son producto del entorno geográfico, como el chacal animal notable del antiguo Egipto, que termina siendo un Dios en esta región de la antigüedad, y finalmente el progreso humano en la Historia siempre esta limitado por la realidad natural.

Por lo tanto, es posible concluir que si entiendes la geografía, entiendes la Historia, ambas son inseparables. Y es que reitero, el avance de la civilización humana, no se debe a las personas, tanto como a la naturaleza que las rodea y es que el ser humano realmente avanza hasta donde la realidad natural le permite.

Imagen 3: Ilustración de dominio público del ilustrador Keith Henderson tomadas del libro de Prescott, William Hickling, titulado “The conquest of Mexico” disponibles en Wikisource a la que se agrego color. Las culturas son formadas por el entorno. 

 

Lecturas recomendadas:

Fernand Braudel El Mediterráneo y el mundo mediterráneo en la época de Felipe II. Fondo de cultura económica.

Gerardo J. Siso Quintero ¿Qué es la Geografía? en la revista Terra Nueva etapa volumen XXVI, núm. 39. de la Universidad Central de Venezuela.

Aldred, C. The Egyptians (Los egipcios). Thames & Hudson.

0 comentarios

Enviar un comentario

Recibe nuestro boletín

Intereses