Psicópatas, genialidad y muerte.
miércoles 10 de junio, 2020
Los psicópatas son seres humanos excepcionales, inteligentes y simpáticos (al menos en apariencia), con capacidades substanciales para manipular y calcular en el terreno social sus acciones. Seres blindados contra las emociones, incapaces de manifestar empatía, de ponerse en los zapatos de los otros como coloquialmente se dice y un peligro potencial para el resto de nosotros.
Los psicópatas son seres humanos excepcionales, inteligentes y simpáticos (al menos en apariencia), con capacidades substanciales para manipular y calcular en el terreno social sus acciones. Seres blindados contra las emociones, incapaces de manifestar empatía, de ponerse en los zapatos de los otros como coloquialmente se dice y un peligro potencial para el resto de nosotros.

Giuditta che decapita Oloferne; pintura de Artemisia Gentileschi. De alrededor de 1613.

 

 

Ahora bien: ¿no os dije que lo que tomáis por locura

no es más que un refinamiento de los sentidos?

Edgar Allan Poe, tomado del corazón delator.

 

 

 

Humanos depredadores de humanos.

Fríos y calculadores, los psicópatas no se diferencian con facilidad del humano común, pues los que tienen algún grado de psicopatología, suelen ser consientes en alguna medida de su condición, y aprenden a imitar el comportamiento normal para compensar su falta de emociones.

Y es que sus cerebros no reaccionan de la misma manera a las emociones, o sentimientos, ya que no reaccionan en ellos las partes que deberían de reaccionar, relacionadas al sentido emocional, aun cuando en otros aspectos sean relativamente normales.

Imagen 1: Cerebro, ilustración de 1810 en Wikimedia Commons.

Gracias a sus habilidades suelen ser individuos modelo, pues son capaces de aparentar lo que consideramos el comportamiento normal y aun lo que creemos ideal, mejor que casi cualquier individuo común y son capaces de un mayor éxito social, pues suelen manifestar un comportamiento que tiende a resultar atractivo y dinámico, de forma que su éxito en el terreno social tiende a ser mejor que el de la persona promedio.

Imagen 2: ilustración de Wikimedia Commons del usuario “Khaydock” 

Debido a su increíble frialdad emocional, estos no tienden a sentir culpa, ni tienen interés en experimentar tal, mienten con gran facilidad, no dudan en manipular y suelen ser hábiles para ello; para los psicópatas solo somos objetos, nunca personas. La falta de emociones les facilita el lograr sus acciones, rara vez son descubiertos, ya que incluso sus víctimas pueden sentir aprecio y una fuerte atracción por ellos.

Imagen 3: Fotografía del asesino Carlos Eduardo Robledo Puch en Wikimedia Commons.

Es sin embargo posible identificar su comportamiento, con fines preventivos, y de ellos sabemos que suelen utilizar estrategias psicológicas de manipulación, de manera innata, por ejemplo, ser pasivo agresivos, o se muestran sociables, amigables y solidarios, sin embargo, buscan enganchar a los que les rodean con la finalidad de manipularlos y ya que en esencia solo fingen sus emociones, su actitud amable y simpática, no dura demasiado; más que lo que la conveniencia les dicta. Y aunque no demuestran empatía real, pueden en si resultar indistinguibles para la mayoría, aun cuando su comportamiento en teoría, puede ser identificado, en la práctica sus características los hacen difíciles de detectar.

Imagen 3: Pintura de Lovis Corinth, titulada Kain de 1917 tomada de Wikimedia Commons.

 

¿Empatía para qué?

Los psicópatas no sienten empatía ni remordimiento, son narcisistas, siendo el motor de su vida la búsqueda de su propio placer y el eludir la falta de este; pueden entender desde la lógico, lo que son las emociones, pueden aparentarlas y predecir el comportamiento de los demás, pero no pueden sentir emociones, al menos no bajo condiciones normales.

Imagen 4: Unos cuantos piquetitos, 1935  por la celebre pintora Frida Kalo, del museo Dolores Olmedo en ciudad de Mexico.

Su comportamiento es notoriamente egoísta, tienden a ser particularmente temerarios y es difícil que se estresen, de hecho, muchos disfrutan viviendo al límite y en situaciones que por ser estresantes la mayoría rechazaría.

Tienen facilidad y tendencia para asumir riesgos y en muchos casos suelen ser considerados brillantes.

De hecho, puede que la falta de empatía sea una de las razones de su habilidad social, aunque eso es discutible, como es discutible el hecho de que consideremos que están enfermos, ya que como en realidad su condición mental no les produce sufrimiento, el dictaminar al psicópata como un enfermo es realmente difícil, aun cuando hoy se acepta su condición como un trastorno.

Imagen 5: ilustración de dominio publico de “Balam” Los demonios del interior.

Muchos personajes históricos notables por su habilidad política, presentan características propias de la psicopatología y aunque señalar a unos cuantos de ellos seria polémico, podemos mencionar entre otros al caballero francés Gilles de Rais, asesino y violador que secuestraba niños a los que en su castillo atormentaba, Ixtlilxóchitl II, gran guerrero y político, príncipe de Texcoco, quien desde su infancia cometió varios homicidios saliéndose con la suya a causa de su linaje, o el celebre emperador romano Calígula y según el Doctor Kevin Dutton, varios presidentes de los Estados Unidos, presentan tales rasgos y cito:

¿La imagen de un presidente de Estados Unidos? Al principio se podría pensar que quizá no. Pero en 2010, Scott Lilienfeld se unió al psicólogo forense Steven Rubenzer y a Thomas Faschingbauer, profesor de psicología en la Fundación para el Estudio de la Personalidad en la Historia, en Houston, Texas, y les ayudó a analizar unos datos interesantes. Allá por el año 2000, Rubenzer y Faschingbauer habían enviado el Inventario de Personalidad NEO a los biógrafos de todos los presidentes de Estados Unidos de la historia. Incluía preguntas como: «Tienes que aprovecharte de otros antes de que otros se aprovechen de ti», y «Nunca me siento culpable por herir a la gente». En total, había 240 preguntas de este tipo. Y un truco. No era a los biógrafos a quienes se estaba analizando, sino a sus sujetos. Los biógrafos, basándose en sus conocimientos, tenían que responder en nombre de sus sujetos.

Los resultados son muy interesantes. Un cierto número de presidentes de Estados Unidos ofrecían claros rasgos psicopáticos... (Kevin Dutton [2012] La sabiduría de los psicópatas Editorial Ariel)

Imagen 4: Gilles de Retz [Gilles de Rais]  por el artista e historiador George S. Stuart y fotografiada por Peter d’Aprix. Imagen, del archivo George S. Stuart Gallery of Historical Figures®; abajo enlace a su sitio. imagen bajo la licencia Creative Commons.

Imagen 5: De dominio público del ilustrador Keith Henderson del libro de Prescott, William Hickling, titulado “The conquest of Mexico”.

 

Asesinos y hombres de negocios.

Aunque los psicópatas de los que más hemos escuchado hablar suelen ser asesinos seriales, Ted Bundy, por ejemplo, fue particularmente célebre por su condición de psicópata, tanto como por asesinar y violar mujeres, al menos se le comprobaron 36 homicidios, curiosamente ninguno de sus conocidos lo hubiera identificado como un homicida, pues su comportamiento era más que normal, el propio de un elocuente y exitoso universitario. Ted Bundy en particular, no manifestaba un comportamiento que levantara sospechas y por los testimonios sabemos que este era visto con admiración y respeto en su entorno, causando una impresión buena a los que lo rodeaban.

Imagen 6: Ted Bundy saliendo de la corte en Florida, imagen tomada de Wikimedia Commons.

Pero había algo mal en él.

Pues aun entre los psicópatas no es necesariamente normal el encontrar asesinos, ya que para satisfacer sus deseos suelen ser mucho más prácticos.

Tampoco es que sean criminales natos, pues la mayoría de los que poseen esta condición juegan por decirlo de algún modo, en el sistema social de manera bastante exitosa y aunque pueden causar daño a otros tienden a planear sus acciones de manera que se salen con la suya dentro de las reglas impuestas por la ley. Salvo que consideren que no los van a descubrir, entonces obran de maneras mucho más temerarias.

Es de destacar que muchos son exitosos en los negocios y cito de nuevo del Doctor Kevin Dutton:

El trabajo llevado a cabo por Bob Hare y sus colegas en 2010 proporciona más apoyo. Hare distribuyó el PCL-R a más de 200 ejecutivos del más alto nivel en Estados Unidos, y comparó la prevalencia de los rasgos psicopáticos en el mundo de la empresa con el hallado en la población general en conjunto. No solo los ejecutivos de negocios quedaron por delante, sino que la psicopatía se asoció positivamente con las tasas internas de carisma y estilo de presentación: creatividad, buen pensamiento estratégico y excelentes habilidades de comunicación. (Kevin Dutton [2012] La sabiduría de los psicópatas Editorial Ariel)

Debemos destacar que Bob Hare es un experto en psicopatología y su prueba, el PCL-R el capaz de determinar con un muy alto grado de certeza, el nivel de la psicopatía, de manera que resulta muy curioso, el que un grupo destacado de ejecutivos, compartan la condición psicopatológica con un grupo tan selecto como en el que estaba Ted Bundy.

Imagen 7: tomada de la Wikimedia Commons.

Si bien, la psicopatología no es necesariamente sinónimo de crimen, pues entre los presidiarios solo el 29% de ellos presentaban las características propias del psicópata, según el trabajo: Psicopatía en poblaciones hispanas y consideraciones clínicas para su tratamiento; de los autores, Andy Quiñones Maldonado, Alfonso Martínez Taboas y José Rodríguez-Gómez De la universidad Carlos Albizu de San Juan Puerto Rico.

Según la fuente anterior Es posible que el 1% de la población sea psicópata, muchos de ellos funcionales al menos hasta cierto punto.

Ahora bien,  debo decir que si bien muchos individuos con esta condición pueden ser funcionales, eso no los hace menos peligrosos, al menos en algún grado, no necesariamente homicidas en potencia, pero su contacto puede de muchas manera reducir nuestra calidad de vida, y depende de nosotros reducir los riesgos de contacto con esta clase de personas, pues estos individuos pueden no tender a la violencia física de modo tan abierto, como otros pacientes con trastornos igual de delicados, al menos en un buen número de casos de psicópatas funcionales. Hay quue destacar también que su origen no está en la crianza, como tal, por lo que su prevención no es cosa fácil, ni tampoco tienden a mejorar, aunque pueden aprender como fingir mejoría, por ello es que debemos de estar alerta.

Imagen 8: Fragmento de la pintura de Caravaggio, Sacrificio di Isacco de 1603, dominio publico Wikimedia Commons.

En la medida de lo posible deberíamos alejarnos de los que tienen esta condición y eludir su interacción, para no terminar siendo manipulados o en el peor de los casos agredidos por estos, pero finalmente esto depende de nosotros y que tan alerta e informados estemos, al final este tema no tan conocido, pero de gran valor, puede ayudarnos indiscutiblemente a evitar conflictos con esta clase de personas, salvándonos de incontables situaciones negativas y de riesgo.

Y eso ya es algo.

Imagen 9: de Jukub Schikander, 1890 Asesinato en la casa. Dominio publico.

 

Epilogo.

 

Palabras de Ted Bundy [psicópata]:

He conocido personas que … irradian vulnerabilidad … Sus expresiones faciales dicen ‘Te tengo miedo’. Estas personas invitan al abuso … Al esperar ser lastimados, ¿lo alientan sutilmente? (carta escrita por Bundy en 1977 a su novia Elizabeth Kloepfer, de Kendall, Elizabeth (septiembre de 1981). The Phantom Prince: My Life With Ted Bundy Seattle. Madrona. página 167, tomado de la Wikiquote.

Imagen 10: Cuchillo tomado de Pixabay.

 

Bibliografía:

  • Kevin Dutton (2012) La sabiduría de los psicópatas Editorial Ariel.
  • Robert D. Hare (2003) Sin conciencia: el inquietante mundo de los psicópatas que nos rodean. Paidos.
  • Quiñones, A. Martínez, Taboas y J. Rodríguez-Gómez (2013) Psicopatía en poblaciones hispanas y consideraciones clínicas para su tratamiento. Universidad Carlos Albizu.
  • V. Garrido Genovés, (2004) Cara a cara con el psicópata. Ariel.

 

  • Pagina del artista e Historiador George Stuart: https://www.galleryhistoricalfigures.com/

0 comentarios

Enviar un comentario

Recibe nuestro boletín

Intereses