Moctezuma ante la llegada de conquistadores
martes 16 de junio, 2020
El emperador de los aztecas conocía de antemano de la existencia de los castellanos, hecho que aunque poco conocido, resulta de gran relevancia para entender la caída del imperio mexica.
El emperador de los aztecas conocía de antemano de la existencia de los castellanos, hecho que aunque poco conocido, resulta de gran relevancia para entender la caída del imperio mexica.

Imagen I: Ilustración de dominio público del ilustrador Keith Henderson tomadas del libro de Prescott, William Hickling, titulado “The conquest of Mexico” disponibles en Wikisource a la que se agrego color.

Antes siquiera que los hombres de Hernán Cortés llegaran a México, es seguro que el emperador Moctezuma II Xocoyotzin llego a tener conocimiento de que, tanto en las costas, como en las islas, la inquietante presencia de unos misteriosos extranjeros se manifestaba como una realidad más que preocupante, realmente peligrosa para el futuro del imperio.

Hecho reconocido por grandes autores como lo son Isabel Bueno Bravo, (Bravo, El trono del águila y el jaguar una revisión a la figura de Moctezuma II, 2008), o Hugh Thomas (Thomas, La conquista de México, 1994). 

Avistamientos de naves misteriosas, acompañados de descripciones fantásticas, acerca de hombres muy distintos de los habitantes del mundo conocido, pronto llegaron a los oídos del Tlatoani.

Imagen II: Barco, cortesía de Balam, dominio publico.

 Una muestra de esto nos la da el Historiador Hugh Thomas en “El imperio español de Colon a Magallanes” dándonos a conocer un dato de interés que echa luz a la cuestión planteada:

…un baúl apareció a la deriva en la costa de Xicallanco, un puesto comercial de los mexicas cerca del actual Campeche; dentro había varios juegos de ropas europeas, algunas joyas y una espada. Nadie había visto nunca cosas así. ¿Qué eran? ¿A quién pertenecían? Se dice que Moctezuma dividió el contenido del baúl con sus primos, los reyes de Texcoco y Tacuba, pero el misterio continuó.  (Thomas, El imperio español: De Colón a Magallanes, 2005)

Moctezuma actuó entonces Como un Gobernante prudente y ante las noticias que le llegaban comenzó a vigilar con atención las costas. De hecho, es de destacar que en su momento el contacto entre mexicas y españoles fue en verdad rápido, (considerando que Tenochtitlán no se encuentra cerca de la costa), siendo esto una muestra de que a Moctezuma, le resultaba de máxima importancia comprender lo que estaba aconteciendo en las cercanías de sus dominios, además había tomada acciones para actuar ante lo que pudiera acontecer, de modo rápido y efectivo.

Y de hecho nuestras fuentes nos indican que Moctezuma conoció francamente de los europeos, mucho antes de su llegada. Como muestra de ello baste recordar que Bernal Díaz lo alude en su famosa obra “Historia verdadera de La conquista de La Nueva España”, del modo siguiente: 

Señoreaba todas aquellas tierras, que son mayores que cuatro veces nuestra Castilla; el cual señor se decía Moctezuma, e como era tan poderoso, quería señorear y saber hasta lo que no podía ni le era posible, e tuvo noticia de la primera vez que venimos con Francisco Hernández de Córdoba, lo que nos acaesció en la batalla de Cotoche y en la de Champotón, y ahora deste viaje la batalla del mismo Champotón, y supo que éramos nosotros pocos soldados y los de aquel pueblo muchos, e al fin entendió que nuestra demanda era buscar oro a trueque del rescate que traíamos, […] y como supo que íbamos costa a costa hacia sus provincias, mandó a sus gobernadores que si por allí aportásemos que procurasen de trocar oro a nuestras cuentas. Historia verdadera de la conquista de La Nueva España Capitulo XIII, (Castillo, Edición del 2017).

Y sabido es hoy que los pueblos de las islas caribeñas tenían contacto con Mesoamérica, hecho normalmente ignorado, pero confirmado tanto por la evidencia arqueológica como por menciones clave en las fuentes de que disponemos, al respecto es de interés la conclusión de Francisco J. Gonzales Sosa, en su obra “Origen y naturaleza de los contactos entre las civilizaciones mesoamericanas y los caribes de las Antillas mayores quien asegura:

También podemos afirmar que los pueblos Taínos y caribes de las Antillas comerciaban en oro, jade y otras piedras apreciadas no solo en Sudamérica (donde efectivamente se producían muchas de estas, y de donde eran comerciadas con los arawakos del continente y sus parientes antillanos) sino también en Mesoamérica… (Sosa, 1987).

Así que no debemos dudar de que Moctezuma II Xocoyotzin tenía nociones, de lo que estaba ocurriendo en las islas.

Imagen III: Guerrero Caribe por el artista e historiador George S. Stuart y fotografiada por Peter d’Aprix. del archivo George S. Stuart Gallery of Historical Figures® Abajo enlace a su sitio. Los caribes y los Tainos tuvieron contactos esporadicos con los habitante de Mesoamerica, sobre todo con fines comerciales. 

Las noticias debían ser sin duda alarmantes, pues baste con recordar que la conquista de las islas del mar caribe fue una de las más severas para los indígenas llevada a cabo por los castellanos de cuantas se conocen y sin duda fue este antecedente lo que llevo a la monarquía hispánica a la promulgación de leyes con la finalidad de evitar el colapso de las poblaciones nativas en adelante.

Cabe además destacar que los mayas tenían en su poder a 2 españoles de los cuales veo difícil que Moctezuma no tuviera ningún conocimiento, pues sabido es que sus pochtecas además de comerciar eran espías y de hecho la hostilidad de los mayas hacia los españoles muy posiblemente se justificaba en la información que pudieron recabar tanto de sus cautivos castellanos, como del contacto con nativos caribeños, lo que explica en parte su reacción violenta ante los encuentros con los primeros conquistadores.

Imagen IV: fragmento de pintura de Gonzalo Guerrero con su hijo en Mérida Yucatán en el Palacio de Gobierno por Fernando Castro Pacheco tomado de Wikimedia Commons. Este naufrago español se quedo a vivir con los mayas.

Por cierto durante la expedición de Hernández De Córdoba Algunos españoles fueron capturados, (Thomas, La conquista de México, 1994, págs. 125-126), y aunque se cree que fueron sacrificados por los mayas, no es imposible que a estos cautivos les sacaran información por el método que fuese necesario antes de darles muerte, pues sabido es que el conocimiento da poder, conocimiento que quizás estaba goteando lentamente rumbo a Tenochtitlán. 

Guerrero jaguar mexica, variedad azul por Cortesía de Luis Armando de la Luz Alarcón.  

Ahora bien, con la llegada de los conquistadores, a la vuelta, Moctezuma sin duda estaría más dispuesto a recabar información de posibles amenazas; al costo que fuera, esto de hecho explica bien y quizás mejor que muchas otras hipótesis, los obsequios enviados a los españoles por sus embajadores, (al menos en los primeros encuentros).

seguramente estaría dispuesto a pagar por la información que garantizara al precio que fuere la supervivencia de su Imperio, como ya lo notaba Michel Graulich, pues en “Moctezuma apogeo y caída del imperio Azteca” en su capítulo X, en el V subtema del capítulo, bajo el título de: en los confines de un imperio; comento el encuentro de Grijalva con nativos que proponen entregar oro en gran cantidad por un indígena que llevan cautivo con ellos los castellanos, estando los nativos dispuestos a pagar un precio exorbitante por aquel a pesar que era un macehual, un simple plebeyo, de un grupo étnico ajeno al suyo y que además en la región, el oro escaseaba y cito de .M Graulich:

¿por qué tanto interés en recuperarlo? Parece haber una sola razón posible: había vivido entre los extranjeros y, por lo tanto, podía dar informaciones sobre ellos. Quien estaba dispuesto a pagar tan caro sin duda debía de tener muchísimas ganas de saber y, por supuesto, quien viene a la mente es Moctezuma

[y más adelante agrega:]

Parece claro, pues, que por lo menos parte de la región se encontraba bajo control mexica, cosa que explica la importancia de Xicalanco. En la ciudad misma, había comerciantes aztecas, probablemente agrupados en un barrio propio, y a lo mejor también guerreros mexicas instalados poco antes. Es verosímil que de ahí haya venido  el misterioso señor y muy probable que los ricos atuendos ofrecidos a Grijalva provinieran de los almacenes de Xicalanco y que de ahí también iba a llegar, al día siguiente, la gran cantidad de oro prometida. Si una parte de la región pertenecía a Moctezuma, todo se vuelve claro. Por lo menos desde el paso de Hernández de Córdoba, Moctezuma vigilaba muy de cerca lo que sucedía en el este.(Graulich, 2014).

Adaptado del ensayo del mismo autor “Moctezuma el héroe (que no fue)”.

Enlace al sitio de George S. Stuart:  https://www.galleryhistoricalfigures.com/

Para leer más: https://culturauniversal.com/la-llegada-de-los-espanoles-al-imperio-de-moctezuma

0 comentarios

Enviar un comentario

Recibe nuestro boletín

Intereses